Internos de Picassent reciben para Navidad evangelios, postales y libros de poemas ofrecidos por Pastoral Penitenciaria | Evangelización Valencia

Arzobispado de Valencia

¿Dónde estamos?    |Contacto  | Tel. 96 315 58 80

Internos de Picassent reciben para Navidad evangelios, postales y libros de poemas ofrecidos por Pastoral Penitenciaria

La Pastoral Penitenciaria del Arzobispado de Valencia ha enviado a las personas internas del centro penitenciario de Picassent cerca de 700 postales de felicitación navideña, libros del Evangelio de cada día y un centenar de ejemplares de un poemario donados por su autor.

De esta forma, en el marco de la celebración de las fiestas navideñas “vamos a enviar a la prisión un centenar de ejemplares del poemario ´Momentos, silencios y soledades`, donados por su autor, el escritor torrentino Evencio Tortajada, para que los presos encuentren en sus páginas la libertad que les falta, tal como dijo el poeta en la presentación de la obra”, han indicado desde Pastoral Penitenciaria.

Este libro, editado por el Ayuntamiento de Torrent, “habla de las diferentes aristas de la vida, pasando por el tiempo, la justicia, la amistad, el valor de la cultura y de la libertad, ideas tan importantes para las personas que han caído en el mundo de la prisión” a las que el autor propone, con esta obra, “que atisben su porvenir con esperanza y plenitud para comenzar a vivir de otra forma y así conquistar un lugar en la sociedad”.

Igualmente, Pastoral Penitenciaria ha enviado más de 500 postales de felicitación navideña a los internos e internas de Picassent que se suman a las 150 cartas entregadas por la parroquia San Vicente Ferrer y el Altar Playa de San Vicente Ferrer de Valencia “con una felicitación cristiana en su interior y el sobre con el correspondiente sello para que los presos las envíen a sus familias o amigos”, han explicado.

Estas cartas “son una forma de hacer visible la Navidad entre los internos del centro penitenciario y de posibilitarles que se carteen con sus familiares y allegados”, una iniciativa que esta parroquia del barrio del Canyamelar y el altar vicentino pusieron en marcha hace varios años, al igual que otras de colaboración con Pastoral Penitenciaria.