Cáritas Diocesana y la Ciudad de la Esperanza participan en la campaña de vacunación a personas sin hogar | Evangelización Valencia

Arzobispado de Valencia

¿Dónde estamos?    |Contacto  | Tel. 96 315 58 80

Cáritas Diocesana y la Ciudad de la Esperanza participan en la campaña de vacunación a personas sin hogar

Cáritas Diocesana de Valencia ha participado en la estrategia de vacunación a personas sin hogar o en riesgo de exclusión social que lleva a cabo el Ayuntamiento de Valencia en colaboración con la consellería de Sanidad y otras entidades sociales, tanto en la jornada del 15 de julio como en la del próximo jueves, 22 de julio.

La entidad caritativa contactó hace un mes con las personas en situación de mayor vulnerabilidad que atiende habitualmente, a instancias de la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, para ofrecerles la posibilidad de ser vacunadas y, en caso de aceptar, que firmaran la conformidad, según han indicado hoy en Cáritas Diocesana de Valencia.

Para ser vacunadas estas personas deben cumplir el requisito de no haber recibido vacuna alguna con anterioridad.

En el caso de la ciudad de Valencia, Cáritas Diocesana ha suministrado un primer listado con medio centenar de personas que serán vacunadas los días 15 y 22 de julio, en el Centro de Atención a Inmigrantes (CAI) del Ayuntamiento, en la primera de estas jornadas, y en la sede de la Fundación Salud y Comunidad, en la segunda.

De igual forma, la Ciudad de la Esperanza de Aldaia, entidad dependiente de la Iglesia en Valencia, donde son también acogidas personas sin hogar, llevará otro medio centenar de atendidos a que sean vacunados mañana en el CAI.

Según la Conselleria de Sanidad, la estrategia de vacunación de las personas sin hogar responde a las singularidades del colectivo, que es un grupo heterogéneo de personas con difícil acceso al sistema sanitario, que en algunos casos no están dadas de alta en el Sistema de Información Poblacional (SIP), no tienen un número de teléfono en el que ser localizadas y suelen desplazarse de forma continua, por lo que puede ser difícil contactarlas para la inmunización.



En el día y lugar convenidos con las ONG, la persona accede por un circuito al punto de vacunación, facilita su número SIP si lo tiene (se le asigna uno si carece de él) y recibe información en su idioma sobre el procedimiento de vacunación (inglés, francés, rumano o árabe, entre otros).



Una vez vacunada, y mientras el equipo sanitario anota en el Registro Vacunal Nominal tanto la información de la vacuna administrada como de la persona vacunada, esta permanece entre 15 y 30 minutos en observación por si se produjera alguna reacción adversa. Confirmado que todo ha ido bien, la persona sale del punto de vacunación por un circuito diferente al de entrada.

Además, durante el mes siguiente a la vacunación, el equipo de vacunación contacta al menos una vez a la semana con las personas responsables o coordinadoras de la atención de cada colectivo para garantizar que no se producen efectos adversos.