La ciudad lituana de Riga será sede del Encuentro Europeo de Taizé 2016 | Evangelización Valencia

Arzobispado de Valencia

¿Dónde estamos?    |Contacto  | Tel. 96 315 58 80
20151230-RP-Taize-int2

La ciudad lituana de Riga será sede del Encuentro Europeo de Taizé 2016

La ciudad de Riga, capital de Letonia, ha sido elegida por la comunidad ecuménica de Taizé como sede de su próximo Encuentro Europeo, que tendrá lugar del 28 de diciembre de 2016 al 1 de enero de 2017, según ha anunciado el prior de la comunidad, el hermano Alois Loeser, este miércoles desde Valencia, donde se desarrolla el encuentro de este año.

De esta forma, la ciudad de Riga acogerá por primera vez este evento “y también será la primera vez que se celebre en un país que antes pertenecía a la antigua Unión Soviética”, según ha declarado hoy el propio hermano Alois.

El arzobispo católico de Riga, Zbignevs Stankevics, que está en Valencia con la peregrinación de su país, ha precisado que la capital letona “es una ciudad intercultural e interconfesional con muchas influencias, culturas y tradiciones donde existe una buena colaboración ecuménica”. De igual modo, el arzobispo de la Iglesia Luterana Evangélica de Letonia, Janis Vanags, también en Valencia ha asegurado que “encuentros como el de Taizé ayudan a consolidar la sociedad y curar las heridas del pasado, que fue difícil para nosotros”.

Hermano Alois: “El reto del próximo Encuentro de Taizé es seguir construyendo puentes”

Por su parte, el prior de la comunidad ecuménica de Taizé ha señalado que Letonia “es una especie de puente entre dos mundos diferentes, y tenemos que seguir construyendo puentes, algo que no siempre es fácil pero que será un reto del próximo Encuentro Europeo”.

Igualmente, Riga “es una ciudad que ha sufrido muchas dificultades en su historia y sus jóvenes se unieron a Taizé desde 1988 porque antes era imposible”, ha dicho el hermano Alois, quien ha puntualizado que la invitación “llegó a Taizé por parte de la iglesia luterana, la más numerosa en el país, la católica y la ortodoxa rusa, y también de la comunidad batista”, ha dicho.

Arzobispo católico destaca la colaboración ecuménica en el país báltico

En sus declaraciones, el Arzobispo católico Zbignevs Stankevics ha recordado “las persecuciones a los cristianos en Letonia durante el régimen soviético, que también fue un régimen que nos benefició en cierto sentido ya que los sacerdotes católicos y ortodoxos y los pastores luteranos que estaban en prisión se hicieron amigos y cuando fueron puestos en libertad, esta amistad continuó y es una de las razones de la buena colaboración ecuménica que existe”.

Precisamente, “gracias a esta buena colaboración llegó la petición del Concilio Pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos para preparar unos materiales, que pueden ser leídos y que incluyen ocho iniciativas ecuménicas, y que puedo decir que es nuestro regalo para la Iglesia universal”, ha subrayado el prelado, que ha definido la capital letona como “una ciudad intercultural e interconfesional con muchas influencias, culturas y tradiciones”.

Por último, como muestra de las buenas relaciones entre luteranos y católicos en el país, monseñor Stankevics ha explicado que él fue consagrado como Arzobispo católico en la catedral luterana. Del mismo modo, ha destacado la iniciativa del Via Crucis ecuménico que realizan cada año miles de jóvenes de distintas confesiones.

Arzobispo luterano: “Encuentros como éste ayudan a curar heridas del pasado”

Por su lado, el Arzobispo luterano Janis Vanags ha explicado que la designación de Riga les hace estar “muy alegres” y que “Taizé representa mucho para los cristianos letones ya que bajo el régimen soviético la iglesia tenía muchas actividades prohibidas, fue una época muy dura para la iglesia, y cuando los cambios empezaron a llegar la iglesia era muy básica y empezamos a buscar nuevas posibilidades para nuevas inspiraciones”.

Encuentros ecuménicos como los de Taizé “sirven para consolidar una sociedad porque personas de diferentes iglesias y de diferentes orígenes étnicos se pueden encontrar”, ha dicho el prelado luterano, que ha recalcado, en referencia a los años del régimen de la Unión Soviética, que “hay muchas heridas del pasado, porque el pasado fue muy difícil para nosotros, ya que Letonia fue ocupada, miles de personas fueron deportadas y asesinadas, y encuentros como éste ayudan a curar estas heridas”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR